José María Gabriel y Galán - Varón (перевод на Испанский)

Эстремадурский

Varón

¡Me jiedin los hombris
que son medio jembras!
Cien vecis te ije
que no se lo dieras,
que al chinquín lo jacían marica
las gentis aquellas.
Ahora ya lo vide, y a mí no me mandis
más vecis que güelva.
Te largas tú a velo,
que pue que no creas
que tu cuerpo ha parío aquel mozu,
ni que lo cebasti con tu lechi mesma,
ni que tieni metía en la entraña
sangri de mis venas.
N'amás de mimarros
y delicaezas
s'ha queao lo mesmo que un jilo
paliúcho y sin chispa de juerza.
Ca instanti se lava,
ca instanti se peina,
ca instanti se múa
toa la vestimenta,
y se encrespa los pelos con jierros
que se lo retuestan,
y en los dientis se da con boticas
de unos cacharrinos que tieni en la mesa,
y remoja el moquero con pringuis
n'amás pa que güela
¡Jiedi a señorita
dendi media lengua!
Se levanta a las nuevi corrías
y a las doci lo menus se acuesta.
¡Va a ponersi pochu
si acotina de aquella manera!
¡Güeno está pa mandalo a bellotas,
pa ayualmi a escuajal en la jesa,
pa jacel un carguju de tarmas
y traelo a cuestas,
u pa estalsi cavando canchalis
dende que amaneci jasta que escurezca!
Los muchachos de acá me esconfío
que mos lo apedrean
cuantis venga jaciendo pinturas
u jablando de aquella manera:
y verás cómo el mozu no tieni
ni agallas ni juerza
pa el primero que quiera mofarsi
rompeli la jeta.
Ya no dici padri,
ni madri, ni agüela.
«Mi papá, mi mamá, mi abuelita...»
asín chalrotea,
como si el mocoso juesi un señoruco
de los de nacencia.
Ni mienta del pueblo, ni jaci otro oficio
que dil a una escuela
y palral de bobás que allí aprendi,
que pa na le sirvin cuantis que se venga.
Pa sabel sus saberis le ije:
«Sácame la cuenta
del aceiti que hogaño mos toca
del lagal po la parti que es nuestra.
Se maquilan sesenta cuartillos
p'acá parti entera,
y nosotros tenemos, ya sabis,
una media tercia
que tu madre heredó de una quinta
que tenía tu agüela Teresa.»
¡Ya ves tú que se jaci en un verbo!
Sesenta la entera,
doci pa la quinta,
cuatru pa la tercia,
quita dos pa una media, y resultan
dos pa la otra media.
Pues el mozu empringó tres papelis
de rayas y letras,
y pa ensenrearsi
de aquella maeja,
ijo que el aceiti que a mí me tocaba
era «pi menus erre», ¿te enteras?
¡Pus pues dil jaciendu
las sopas con ella!
¿Y esos son saberis?
¡Esas son fachendas!
No le quise mental del guarrapo
ni icile siquiera
que hogañazo vendimus el churru
pa comprar un cachuju de tierra.
¡Allí no se jabla
de esas cosas ni en ellas se piensa!
N'amás que se jaci comel confituras,
melcal vestimentas,
dilsi a los cafesis,
dilsi a las comedias
y palral de bobás que no valin
ni siquiá una perra
¡Jolgacián como el nuestro muchacho
no va a haberlo, si aquí no se enmienda!
Yo no lo distingo de otros señorinos
que con él se ajuntan y jolgacianean.
¡Son como maricas!
¡Juy, qué vestimentas!
Ves una persona
por detrás, en la calle, tan tiesa
y endi lejus no sabis de cierto
si es macho u es jembra.
Güelin a lo mesmu
como las ovejas,
y p'aquí no es asín, que ca cosa
güeli a su manera:
güeli a macho la carni de hombre,
y la carni de jembra da a jembra.
Hay que dil a buscal al muchachu
cuantis que se puea,
y le dicis a aquellos señoris
que esu no quita pa que se agraeza,
pero que a su padri le jaci ya falta;
y asín se la enreas.
No lo quió jolgacián, aunque muchos
saberis trujiera.
Y no es esu solu lo que a mí me enrita,
que otras cosas me jacin más mella...
Hay que dil a buscalo ca y cuando:
que venga, que venga;
porque, mira: ¡me jiedin los hombres
que son medio jembras!...
 
Добавлено inedito в пн, 22/01/2018 - 17:43
Выровнить абзацы
перевод на Испанский

Varón

¡Me apestan los hombres
que son medio hembras!
Cien veces te dije
que no se lo dieras,
que al chinquillo lo hacían marica
las gentes aquellas.
Ahora ya lo vi, y a mí no me mandes
más veces que vuelva.
Te largas tú a verlo,
que puede que no creas
que tu cuerpo ha parido aquel mozo,
ni que lo cebaste con tu leche misma,
ni que tiene metida en la entraña
sangre de mis venas.
Nada más de mimos
y delicadezas
se ha quedado lo mismo que un hilo
paliducho y sin chispa de fuerza.
A cada instante se lava,
a cada instante se peina,
a cada instante se muda
toda la vestimenta,
y se encrespa los pelos con hierros
que se lo retuestan,
y en los dientes se da con boticas
de unos cacharros que tiene en la mesa,
y remoja el moquero con pringues
sólo para que huela
¡Hiede a señorita
desde media lengua!
Se levanta a las nueve corridas
y a las doce por lo menos se acuesta.
¡Va a ponerse pocho
si continúa de aquella manera!
¡Bueno está para mandarlo a por bellotas,
para ayudarme a descuajar1 en la dehesa,
para hacer una carga de támaras2
y traerla a cuestas,
o para estarse cavando canchales3
desde que amanece hasta que oscurezca!
Los muchachos de acá me desconfío
que nos lo apedrean
en cuanto venga aparentando
o hablando de aquella manera:
y verás cómo el mozo no tiene
ni agallas ni fuerza
para al primero que quiera mofarse
romperle la jeta4.
Ya no dice padri,
ni madri, ni agüela.
«Mi papá, mi mamá, mi abuelita...»
así habla,
como si el mocoso fuese un señorito
de los de nacimiento.
Ni mienta del pueblo, ni hace otro oficio
que ir a una escuela
y hablar de bobadas que allí aprende,
que para nada le sirven en cuanto se venga.
Para saber sus saberes le dije:
«Sácame la cuenta
del aceite que hogaño5 nos toca
del lagar por la parte que es nuestra.
Se maquilan6 sesenta cuartillas7
para cada parte entera,
y nosotros tenemos, ya sabes,
una media tercia
que tu madre heredó de una quinta
que tenía tu abuela Teresa.»
¡Ya ves tú que se haci en un verbo!
Sesenta la entera,
doce para la quinta,
cuatro para la tercia,
quita dos para una media, y resultan
dos para la otra media.
Pues el mozo pringó tres papeles
de rayas y letras,
y para densenredarse
de aquella madeja,
dijo que el aceite que a mí me tocaba
era «pi menos erre»8, ¿te enteras?
¡Pues puedes ir haciendo
las sopas con ella!
¿Y esos son saberes?
¡Esas son fachendas!9
No le quise mentar del cerdo
ni decirle siquiera
que hogaño vendimos el churro10
para comprar un pedazo de tierra.
¡Allí no se habla
de esas cosas ni en ellas se piensa!
Sólo se hace que comer confituras,
melcar11 vestimentas,
irse a los cafés,
irse a las comedias
y hablar de bobadas que no valen
ni siquiera una perra12
¡Holgazán como nuestro muchacho
no va a haberlo, si aquí no se enmienda!
Yo no lo distingo de otros señoritos
que con él se juntan y holgazanean.
¡Son como maricas!
¡Huy, qué vestimentas!
Ves una persona
por detrás, en la calle, tan tiesa
y desde lejos no sabes de cierto
si es macho o es hembra.
Huelen a lo mismo
como las ovejas,
y por aquí no es así, que cada cosa
huele a su manera:
huele a macho la carne de hombre,
y la carne de hembra da a13 hembra.
Hay que ir a buscar al muchacho
en cuanto se pueda,
y le dices a aquellos señores
que eso no quita para que se agradezca,
pero que a su padre le hace ya falta;
y así se la enredas.
No lo quiero holgazán, aunque muchos
saberes trajera.
Y no es eso sólo lo que a mí me irrita,
que otras cosas me hacen más mella...
Hay que ir a buscarlo ya mismo:
que venga, que venga;
porque, mira: ¡me apestan los hombres
que son medio hembras!...
 
  • 1. descuajar: verbo transitivo. 1. Arrancar o extraer de raíz una planta o un árbol.
  • 2. támara. Del lat. *termen, -ĭnis, por termes, -ĭtis 'ramo'. 1. f. Rama de árbol. || 2. f. Leña muy delgada, despojos de la gruesa, o astillas que resultan de labrar la madera. || 3. f. Guad. Carga de ramaje de roble, encina o pino, que pesa de ocho a diez arrobas.
  • 3. canchal = peñascal. 1. m. Sitio cubierto de canchos o peñascos.
  • 4. jeta. 4. f. coloq. Cara humana.
  • 5. hogaño: Tb. ogaño, p. us. Del lat. hoc anno 'en este año'. 1. adv. dem. En la época actual. La historia que narra esa novela bien pudiera acaecer hogaño. || 2. adv. dem. La época actual. Con más previsión nos hubiéramos ahorrado los problemas de hogaño. || 3. adv. dem. coloq. p. us. En el año presente.
  • 6. maquilar: 1. tr. Dicho de un molinero: Medir y cobrar la maquila. || maquila: Del ár. hisp. makíla, y este del ár. clás. makīlah 'cosa medida'. 1. f. Porción de grano, harina o aceite que corresponde al molinero por la molienda.
  • 7. cuartilla: Del dim. de cuarta. 1. f. Medida de capacidad para áridos, cuarta parte de una fanega, equivalente a 1387 cl aproximadamente. || 2. f. Medida de capacidad para líquidos, cuarta parte de la cántara. || 3. f. Cuarta parte de una arroba.
  • 8. x = π - r
  • 9. fachenda: Del it. faccenda 'quehacer, faena'. 1. f. coloq. Vanidad, jactancia.
  • 10. churro, rra: Voz de or. prerromano; cf. port. surro 'sucio, suciedad'. 1. adj. Dicho de un carnero o de una oveja: Que tiene las patas y la cabeza cubiertas de pelo grueso, corto y rígido, y da una lana basta y larga. U. t. c. s.
  • 11. mercar: Del lat. mercāri 'comprar'. 1. tr. Adquirir algo por dinero, comprar. U. t. c. prnl.
  • 12. La forma coloquial de denominar a unas antiguas monedas españolas, cuyo valor podía ser de 5 céntimos de peseta, llamada perra chica, o de 10 céntimos de peseta, siendo entonces perra gorda.
  • 13. "Dar a" significa "que sabe o huele a".
Добавлено inedito в вт, 23/01/2018 - 13:09
Комментарий:

El contenido de este poema que hoy puede parecer "políticamente incorrecto" hay que valorarlo en el contexto de la España rural de principios del siglo XX.

El vídeo que acompaña al poema se ajusta con mucha fidelidad a la manera de pronunciar el dialecto etremeño que desgraciadamente está prácticamente desaparecido en nuestros días.

José María Gabriel y Galán: Топ 3
Idioms from "Varón"
Смотрите также
Комментарии